Los 3 chocolates más caros del mundo

Los 3 chocolates más caros del mundo

El chocolate es el producto comestible más deseado del mundo. La razón es química. Su ingesta por el ser humano provoca la parición de endorfinas, neurotransmisores que generan un efecto de anestesia y bienestar. Algunos sentimientos que provocan su desarrollo son el enamoramiento y la excitación.

 

Tanto poder en un alimento ha otorgado el nivel de delicatessen al postre de lujo por excelencia. Sin embargo, su clasificación es compleja, depende de los gustos de cada catador, de los materiales utilizados en su producción y del prestigio de cada marca fabricante de chocolate. Las mejores firmas consiguen ofrecer estas delicias alcanzando un valor de 100 y 200 dólares por kilo.

 

Sin embargo, algunos chocolates superan incluso este nivel, se convierten en delicias privilegiadas que sólo unos pocos conseguirán disfrutar entre sus papilas gustativas. Esos no son sólo los mejores, sino también los más caros chocolates del mundo.

 

Vamos a hablar del Top 3 en este prestigioso ranking, comenzando en el tercer puesto con Noka. La fábrica Knipschildt Chocolatier crea este capricho del paladar con 70% de Chocolate Varlhona. Al mismo se le añade para rellenar cremoso aceite de trufa. Con cacao procedente de países como Costa de Marfil, Trinidad o Venezuela, cada pieza puede costar hasta 300€. Una caja de chocolate Noka presentada en una lujosa caja de madera puede valer más de 1.000€.

  Chocolate Noka

No hace demasiado tiempo que hablamos el Blog del 2º chocolate más caro del mundo. Realmente no tiene competencia como chocolate fabricado en serie, aunque cierta exquisitez única le roba en este ranking el liderato, sin embargo no adelantemos acontecimientos.

 

Delafée utiliza oro comestible en la confección de su preciado chocolate lo que, lógicamente, encarece con creces el valor de una caja con tan sólo 8 piezas redondeadas de cacao fino, mantequilla de cacao y aceite de coco. La leche en polvo y la vainilla se funden con sugerentes hojuelas de su famoso oro comestible de 24 quilates. Una verdadera joya gastronómica que exige 25.000 euros por el lote completo.

  Chocolate Delafée

En el primer puesto, como comentábamos, cierta obra divina de la alta gastronomía se presenta para los paladares más exigentes y los bolsillos más solventes. Frrozen Haute Chocolate es el nombre de este chocolate, creado con hasta 28 clases de cacao distintas de zonas geográficas distantes en el planeta. La pieza cuesta nada menos que 25.000 dólares. Una sola unidad.

 

Al igual que el Delafée, incluye oro comestible de 24 quilates y, por si fuera poco, la copa en la que se presenta también es de oro comestible. En la base aparece un tercer componente de oro, esta vez un brazalete de 18 quilates que incluye diamantes blancos.

  Frrozen Haute Chocolate

El lujo no termina aquí. La marca Knipschildt Chocolatier remata la cima de esta magnífica creación, con crema batida, chocolate propio y más oro comestible. Si se degusta en la tienda que Knipschildt Chocolatier tiene en Nueva York, el cliente podrá comerse su Frrozen Haute Chocolate con una cuchara de oro y diamantes, como no podía ser menos para postre tan especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>